lunes, 19 de diciembre de 2011

Buenas prácticas con aplicaciones y datos portables

Hace no mucho tiempo, cuando queríamos trabajar con nuestro ordenador, nos dirigíamos, en la mayoría de las ocasiones, a la zona de la casa donde disponíamos de nuestro santuario. Ese lugar que con tanto esmero habíamos elegido para ubicar nuestro ordenador. Sin embargo esto está cambiando cada vez más, y sobre todo, los más jóvenes no entienden ya de estar anclados a un mismo lugar/dispositivo. Los que ya llevamos algún tiempo trabajando con estas máquinas nos hemos ido dando cuenta que necesitamos eliminar el binomio lugar/trabajo debido a que posiblemente estemos continuamente moviendonos y necesitamos seguir realizando nuestras tareas en mayor o menor medida.

Yo mismo estoy sufriendo últimamente este problema, siempre he dispuesto todos mis datos y herramientas en un único ordenador y esto a su vez me ha ido transmitiendo una paranoia sobre el temor al pensar que pasaría si se rompiese el disco duro o un virus acabase con mis datos. ¿No os ha pasado que realizáis una copia de seguridad y al día siguiente ya sentís que está anticuada?.

Al final he llegado a una solución que, por lo menos a mí, me es de mucha utilidad. Colocar tanto los datos como los programas y herramientas en la nube.
uhm... puedo conectar todos estos dispositivos a Internet. Interesante.

Siguiendo este tipo de filosofía tenemos varias aproximaciones:

  1. La propia nube nos da acceso a los datos y nos proporciona herramientas para gestionarlos. Son principalmente soluciones tipo zimbra o google con google docs y gmail y suele ser muy útil si en nuestro trabajo nos dedicamos a generar documentación (google docs), intercambiar información con otros compañeros (gmail y calendar) y trabajar con redes sociales y blogs.
  2. Almacenar solamente los datos para tenerlos en cualquier sitio y nosotros somos los responsables de disponer de las herramientas para tratarlos. Soluciones que permiten tener los datos en la nube tipo Dropbox, Sugarsync, SkyDrive, iDisk, etc... o usar un disco usb.
  3. Almacenar tanto los datos como las aplicaciones para disponer de todo ello desde cualquier sitio.
Este último caso es el que más interesante me ha parecido para los que solemos trabajar con datos pero también usamos multitud de programas de muy diversa índole (programadores, administradores de sistemas, diseñadores o usuarios avanzados).

¿y si coloco los datos en Internet?, los tendré vaya donde vaya...

Alguna limitación en este esquema (luego no digas que no te lo avisé) es que los programas que almacenamos en la nube no pueden ser ejecutados en todos los dispositivos desde los que podemos conectarnos pero es una limitación que suele salvarse utilizando servicios online o aplicaciones nativas para  ese dispositivo.

En mi caso utilizo Dropbox para tener en una carpeta toda la información con la que suelo trabajar. De esta manera no tengo distinción entre el equipo que tengo en el trabajo o tengo en mi casa y siempre tengo todos esos datos desde el móvil y desde la tablet. Podéis usar cualquier otro servicio ya que suelen funcionar igual.

ya tengo los datos esté donde esté, ¿y ahora?

Dopbox está disponible para casi todas las plataformas y dispositivos (Windows, MacOs, Linux, Android, IOs, etc..). Una opción interesante es que podemos seguir usando nuestros datos (los últimos que tengamos desde la última vez que nos conectamos a Internet) para trabajar en modo offline. En el momento de disponer de conectividad se subirán a la nube las últimas versiones y estarán disponibles en el resto de nuestros dispositivos. Si estamos en otro equipo que no es nuestro podemos optar por instalar Dropbox o acceder a nuestros datos a través del portal web que nos ofrece este servicio.

El siguiente paso es el de llevarnos además nuestras aplicaciones pero sólo sirve en este caso para sistemas Windows ya que, como sabemos, los programas de un sistema operativo no se pueden ejecutar en otro diferente, a menos que estén en Java o en otro lenguaje interpretado, aunque en mi caso no es una limitación.

Los programas instalados en un ordenador no son facilmente portables a otro ordenador a menos que los instalemos y en muchos casos tendremos que hacerlo así. Si optamos por software libre podríamos ir instalándolo sin problema descargándolo de la red o si son programas con licencias llevar las licencias en el dropbox. 

Otra opción es hacer uso de la tecnología de aplicaciones portables. Esta tecnología nació con la idea de llevar nuestra aplicaciones en los discos usb pero nada nos impide usar nuestra carpeta de datos de la nube para almacenar dichas aplicaciones.

Así, vayamos donde vayamos llevaremos las aplicaciones que solemos usar más a menudo o al menos las que nos permitan realizar esas tareas que casualmente tenemos que hacer con urgencia cuando estamos fuera.

Datos y aplicaciones en la nube


Ahora podemos dirigirnos a la web de aplicaciones portables y descargar e instalar dentro de nuestra carpeta compartida aquellas que necesitéis disponer de ellas. Portableapps dispone de una herramienta para tener vuestras aplicaciones ordenadas y clasificadas, aunque yo soy más partidario de instalarlas de manera manual y así ahorrarme el espacio de dicho gestor. Simplemente cuando estemos instalando la aplicación le decimos que lo instale en nuestra carpeta compartida y así la tendremos accesible desde cualquier ubicación y ejecutable desde cualquier Windows XP, Vista o 7.

Aquí tenéis un enlace directo a la lista de todas las aplicaciones disponibles. Son aplicaciones gratuitas y/o de código libre que suelen dar muchas de las funcionalidades que necesitamos y entre ellas hay desde antivirus, herramientas de desarrollo, de productividad, gráficos y sonidos, etc... en mi caso suelo disponer de herramientas como el KeePass Password Safe Portable para tener mis contraseñas a salvo, PuTTY Portable para poder conectarme a mis servidores, ClamWin Portable y Spybot - Search & Destroy Portable para proteger los equipos donde trabajo y algunas otros.

Si queremos disponer de aplicaciones nuestras o que no aparecen en la lista debemos usar soluciones comerciales como ThinApp que ofrece VMWare. Os dejo un enlace donde podéis ver como se hace.

Espero que estos consejos os ayuden a hacer más llevadera las tareas de trabajo o mantenimiento esteis donde esteis y recordad que siempre os quedará la alternativa de decir que no podeis hacer nada al estar fuera y así disfrutar del lugar donde os encontréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada